Cómo hacer que sus emails lleguen a destino

1. Consiga y confirme el permiso.

Recibir el permiso de sus suscriptores es la clave del éxito para el envío de emails. Asegúrese de que envía su boletín sólo a quien quiere recibirlo. Consiga el consentimiento y confírmelo con un email de seguimiento. Para determinar si está mandando algo que no quiere ser recibido, mire el boletín desde los ojos del receptor. ¿Lo están esperando? ¿Contiene información que les interesa? Si la respuesta es "no", no debería enviarlos.


2. Envíe emails útiles y relevantes.

A medida que el buzón de entrada se abarrota de spam, los usuarios exigen que los boletines sólo contengan información útil. De entrada, quieren que contengan lo que se les 'prometió' cuando se inscribieron. La era del envío masivo de emails ha acabado. Empiece a capturar datos de sus suscriptores vía encuestas o en el formulario de suscripción. Con el tiempo será capaz de enviar contenido más relevante, reduciendo el riesgo de que sus suscriptores consideren su email como Spam.


3. Determine la expectativa de contenidos y frecuencia.

Nada puede disparar la insatisfacción de un suscriptor tan rápido como los continuos emails que no cubren sus expectativas ni en los contenidos ni en la frecuencia con que se mandan. ¿Prometió un contenido valioso e informativo pero sólo manda propaganda de sus productos? ¿Prometió un boletín mensual pero sólo manda promociones semanales? Un estudio reciente muestra que la definición que dan de Spam el 65% de los hombres y el 56% de las mujeres es "emails de una compañía con la que hemos tenido una relación comercial y que se reciben demasiado a menudo".


4. Use un proveedor con buena reputación.

El email comercial se está volviendo más difícil con la LSSI-CE (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico) y el incremento de los filtros de los proveedores de servicios de Internet (ISP). Hasta un 22% de los emails enviados con permiso nunca llegan a sus destinatarios. Estar al día en la legislación actual y en las políticas de los grupos antispam lleva tiempo. Los proveedores de soluciones de email marketing como GMK Medialab y GMK Press dedican grandes recursos a manejar las relaciones con los ISP, controlar los envíos y respetar las leyes actuales sobre envío de emails. Si usted no tiene recursos similares o un experto en su empresa, contratar a alguien externo puede ser la mejor manera de que sus mensajes lleguen a su destinatario.


5. Use un "remite" corto, reconocible y consistente.

Antes de abrir su email, un usuario tiene que reconocerle a usted, a su compañía, a su publicación, y recordar que había pedido ese email. Esto lleva a muchos usuarios a clasificar como spam emails que sí habían pedido, o a borrarlos sin ni siquiera abrirlos. El remite de un email es lo primero que el receptor mira cuando está decidiendo si abrirlo o no. Si su dirección de email es complicada "iqytchg@cz.upx.net" es muy probable que reciba un gran número de quejas bien directamente o, lo que es peor, al ISP, y puede causar el bloqueo total de sus envíos.


6. Pida ser añadido a la libreta de direcciones.


Muchos sistemas de correo como Yahoo, Hotmail/MSN o Microsoft Outlook 2003 no aplican los filtros cuando la dirección del remitente está en la agenda del receptor. Esta es otra buena razón para mantener la misma dirección a lo largo del tiempo. Una vez que su dirección de remite esté en la agenda del suscriptor, sus emails llegarán con los enlaces y las imágenes intactos.


7. Mantenga la limpieza en las listas de envío.


Si no mantiene limpias sus listas de envío es posible que sus boletines queden bloqueados como "probable spam". Muchos ISPs usan filtros de calidad para detectar si el remitente está haciendo envíos a un gran número de direcciones no válidas. Algunos filtros bloquean a partir de porcentajes de rebotes, o emails devueltos al remitente, tan bajos como el 10%. Incluso las listas cuidadas pueden llegar a ese porcentaje, ya que se calcula que hasta un 30% de los usuarios cambian de email cada año. Para que se mantenga limpia, controle sus rebotes de forma regular y elimine de sus listas las direcciones no válidas.


8. Elimine a los que ya no son suscriptores y responda a las quejas puntualmente.

Por muy a rajatabla que siga estos consejos, algunos suscriptores querrán dejar de recibir sus boletines. Nada causaría más problemas a la eficacia en la entrega que ignorar las quejas y las peticiones de baja. Facilite a los usuarios que así lo deseen el darse de baja de sus listas de distribución. También es importante que revise la dirección de correo electrónico que haya proporcionado para recibir quejas. Estas le permitirán saber si informa bien a sus suscriptores sobre los contenidos y la frecuencia de envío en el momento de la inscripción.


9. Utilice buzones de prueba en varios ISP.

Cree cuentas de correo en los ISP más populares (Hotmail, Terra, Wanadoo) para averiguar si su email pasa los filtros antispam. Antes de mandarlo a su lista completa de suscriptores, mándelo a su lista de prueba. Si llegan a la carpeta de correo no deseado o no llegan en absoluto, investigue la causa y haga los cambios oportunos.


10. Evite frases y palabras comunes en el Spam.

El método más usado para filtrar emails son los filtros de contenido que buscan sistemáticamente las palabras más utilizadas por los 'spammers'. Evite incluir frases y palabras promocionales, multiplicar los signos de exclamación o poner todo en mayúsculas... son las tácticas más usadas en el spam.

TourEstadísticasTabla comparativaI+D+ieShow 2013 MadridAyuda
CampañasPreciossCrea tu Cuenta!ClientesRecursosGlosario
DestinatariosVer PlanesAcerca deNoticiasLa Guía
PlantillasOtros ServiciosInfraestructuraLinksActualidad RSS