15-11-2010

Estudios recientes sobre los motores de búsqueda y su conversión, han demostrado que muchas empresas todavía están descuidando sus páginas de destino o "landing pages". Para el marketing en buscadores, el problema no se restringe solamente a las pequeñas empresas que trabajan esporádicamente en publicidad online, sino que se traduce a las importantes estrategias de marketing para motores de búsqueda por la que apuestan las grandes compañías, al igual que otros "especialistas" en marketing online que a menudo todavía olvidan la importancia de la página de destino en el proceso de conversión.

En este post queremos ofrecer tres consejos para mirar su página de destino de manera diferente y también para mejorar la conversión: desde el punto de vista de la experiencia del usuario.

1.Una página de aterrizaje es algo más que una página web

Muchos vendedores ven una página de destino como una simple página web común con algunos extras. En la mayoría de los casos una continuación del mensaje del vínculo de referencia, con independencia del canal. Definitivamente en algunas campañas de marketing en buscadores, estas landing pages no lleguen a realizarse y las empresas a menudo se refieren a la página principal. En vez de ver los canales, enlaces y páginas, debemos buscar la conversión como una cadena de experiencias que llevan a más experiencias y acciones. Por lo tanto, piense en su página de destino en función de la experiencia de usuario y la conversión. Crear un camino de conversión es mucho más que la creación de una o más páginas además de una experiencia coherente y decidida, con diversos escenarios  fundamentales.

2. Ofrecer opciones pertinentes

Una conversión casi nunca es directa. Y a menudo una página de destino no es suficiente, hay que ofrecer opciones a las personas que necesitan otras rutas y caminos de conversión para poder alcanzar su objetivo. Una vez más la experiencia, el camino de conversión y el pensamiento orientado al cliente son fundamentales. Naturalmente, tampoco es bueno ofrecer demasiadas opciones. La llamada a la acción como una experiencia del usuario también debería seguir siendo sencilla. Por lo tanto, ofrecer una amplia gama de posibilidades sin ahogar al cliente: no es necesario caminos de conversión con alta tasa de rebote. Demasiadas opciones distraen a los usuarios del objetivo principal. En lugar de poner todo en una sola página, es mejor mantener las cosas simples que ofrecezcan algunas opciones simples: una vez más, recordar la experiencia del usuario.


3.Que sea sencilla y clara

Todo el mundo sabe la regla de que cuanto más simple más sencillo. Una persona que acaba en una página de destino no debería tener que pensar en demasiadas cosas. Al hacer clic en un vínculo después de todo es una decisión que se produce en un tiempo muy corto y la gente no pasará horas pensando antes de hacer clic en un vínculo. En resumen: la promesa está en el enlace de referencia, pero el clic que sucede es un impulso de una fracción de segundo, la página de destino es incluso más importante. La simplicidad y la claridad son esenciales. Porque, así como hacer clic en un anuncio de texto o correo electrónico se produce en una fracción de segundo, la gente deja las páginas de destino con la misma rapidez. La simplicidad, la elección de relevancia y claridad, garantizan una mejor conversión.

TourEstadísticasTabla comparativaI+D+ieShow 2013 MadridAyuda
CampañasPreciossCrea tu Cuenta!ClientesRecursosGlosario
DestinatariosVer PlanesAcerca deNoticiasLa Guía
PlantillasOtros ServiciosInfraestructuraLinksActualidad RSS